Los timbales son instrumentos de forma semiesférica, recubiertos de una piel adaptable golpeada por una baqueta. Según el grado de tensión de la piel, se obtienen sonidos graves, medianos o agudos. Los primeros timbales utilizados, sin duda alguna, los que se usaban en el ejército. El caldero estaba generalmente cubierto por una piel de asno, a veces de cordero, cabra o vaca. Estas dos últimas son las más usadas.

Después de muchos años algunos constructores de instrumentos recubren los timbales con membranas de materia plástica. Estas pieles no se resienten de la influencia de la temperatura como las pieles de los animales.

Hacia el final del siglo XVI los fabricantes europeos de timbales introdujeron un cambio importante para reemplazar el sistema oriental de tensión por cordones de piel o de cuero ; en lo alto de la caja fijaron un número de tuercas que variaba de 6,7,8 a 10, según su dimensión, quedando la piel tendida por un circulo de hierro fijado por un número parecido de tornillos, los cuales se aprietan o aflojan a voluntad de subir o bajar el tono.
Después de muchos años, la escuela moderna ha reconocido el valor de este precioso instrumento, y generalmente se le asigna un rango elevado en la orquesta, digno de su sonoridad particular y de sus propiedades rítmicas.

Italiano: Timpani - Francés: Timbales - Alemán: Pauken - Inglés: Kettledrum